miércoles, 30 de junio de 2010

Perhentians: Playas-paraíso y juerga nocturna


De vez en cuando apetece un poco de relajación en una zona playera paradisíaca. ¿Suena a pedir mucho? En Malasia, no tanto.
Aprovechando la visita de Pablo y Jaime desde España, y Johnny desde Singapur, nos fuimos a Perhentian Islands.


Las Perhentian Islands, o directamente Perhentians, son una de esas pequeñas islas paradisíacas que tenemos en Malasia (que hay varias). Son dos:
  • La isla grande (Pulau Perhentian Besar), más familiar y de relajación, y con algunas zonas de corales increíbles, pequeños tiburones y tortugas marinas gigantes.
  • La isla pequeña (Pulau Perhentian Kecil), más joven, con la zona de juerga y de garitos en Long Beach. Esta isla tiene menos atractivos naturales, pero realmente no importa porque los tours te llevan a los sitios importantes en la isla grande.
Digamos que la dinámica del viaje para llegar no es precisamente sencillita; hay que hacer una serie de birguerías:
  • Avión entre Kuala Lumpur y Kota Bharu
  • Taxi desde Kota Bharu a Kuala Besut
  • Lancha motora desde Kuala Besut a las islas
  • Desembarco en la isla que sea mediante otra lancha motora, edición "mini".

El caso es que después de tanto motorcito para aquí y para allá, entendimos que estábamos llegando al paraíso. Y el paraíso está muy pero que muy guapo. Y con un agua cristalina turquesa limpísima.


¡Zarpazo al agua!

Ah, y algunas vistas de la vegetación nos recordaban tremendamente a la isla más famosa de las series de televisión contemporáneas (y con un final harto criticado. Ejem...).

Vamos a ver a Jack, Kate, Locke... Ah no, que éste se ha "esfumado"

Nosotros nos quedamos en la isla pequeña, Pulau Perhentian Kecil, el alma de la juerga. Básicamente durante el fin de semana nos dedicamos a relajarnos, bañarnos en la playa...


... salir de noche por los garitos principales de Long Beach (en uno de los dos había un camarero de Manresa, que no dudó en pinchar Extremoduro, Marea, etc ante un grupo de pucelanos que también nos encontramos allí), y "disfrutar" del ron Orang Utan.

Haciendo el paria en el garito principal de la playa

Ah, se organizan también excursiones de buceo con esnórkel para ver pececillos, tiburones, tortugas gigantes y corales. Pero mi móvil-cámara no habría sobrevivido a la inmersión, así que no tengo imágenes.

En fin, unas islas inigualables para un finde con amigos, pareja o familia. Hay de todo lo que se pueda pedir. Después de eso, largarse es bastante duro...


¡Habrá que ir pensando en el próximo paraíso!

1 comentario :

Vicente dijo...

Que envidia! No sabéis la suerte que tenéis pudiendo escapar un fin de semana cualquiera a playas paradisiacas como las Perhentians! ¡Disfrutalo al máximo!

Un abrazo,

Vicente