martes, 25 de enero de 2011

Chinos, Tradiciones y Superstición (1): Números y Colores


Los chinos (tanto los de China como los de otros países, incluido Malasia - aquí son un 24% de la población) son la gente más supersticiosa que hay. Y aprovechando que es el segundo Año Nuevo Chino que paso en Malasia, me he decidido a contar algo de lo que conozco al respecto en una serie de posts; tanto de vista como de primera mano.

Felicitación de Año Nuevo Chino de la Asociación de Chinos de Malasia
  1. En este post: Superstición - Números y Colores
  2. Simbolismos en las felicitaciones

Lo que esconden los números


Lo de los chinos y los números es lo más extremo de toda la serie sin duda.

Todo esto parte de que, por razones lógicas, al estar compuestos los idiomas y dialectos chinos (mandarín, cantonés, hokkien, hakka...) solamente de monosílabos, las probabilidades de que una "palabra" se parezca a otra son mucho más altas que si pudieses combinar más de una sílaba. El tema es que, para algunos de los números (no todos, pero sí la mayoría), la pronunciación en mandarín o cantonés (generalmente) se parece a la de otras palabras que tienen significados "buenos" o "malos". Aquí algunos ejemplos:
  • 1: Por sí sólo no significa nada, pero precediendo a ciertos números aumenta su valor. Ni "bueno" ni "malo".
  • 2: Por el viejo dicho de "las cosas buenas vienen de par en par" (no sé quién se habrá inventado eso), se suelen duplicar tanto símbolos como nombres en las marcas... como los otros números "buenos". Es decir, por si solo no tiene mucho poder, pero los pares de cosas son omnipresentes.
  • 3: Su pronunciación (sān) se parece a la de "nacimiento"; tiene que ver con la vida, así que es "bueno".
    • El 3 es bueno, pero el 13 es aún mejor (paradójico, ¿no?) por ser un 1 dándole "fuerza" al 3. Simboliza entonces algo así como "realmente vivo" o "definitivamente vivo". "Bueno", y de hecho de los mejores.
  • 4: El peor de todos. Con diferencia. "Malo" con ansia. Su pronunciación (sì) se parece a la de muerte. Todo aquello que lleve un 4 (el piso o el número de tu casa, el número de teléfono, número de registro de tu empresa...) siempre supondrá malos augurios y será mucho más indeseable (y en ocasiones hasta más barato) que otros números.
    • Un caso muy exagerado es el de los ascensores: la mayoría de los ascensores en un edificio de un constructor chino no tienen planta 4, o 14, o 24, o sucesivas... en su lugar tienen la planta 3A, 13A, etc.
    Ascensores que no tienen número 4, o 14... o ambos
    • Como ya habéis imaginado, el 14 no es menos malo... sino que es aún peor. Es una muerte exagerada. Es, literalmente "muerte súbita". Además, en algunos edificios (en los que viven sobre todo extranjeros, pero los han construido los chinos), no tienen ni 13 (por "nosotros") ni 14, con lo cual pasas del 12 al 12A, luego al 12B... y llegas al 15.
  • 5: Su pronunciación (wŏ) no sólo se parece a la del prononmbre "yo", sino que las tradiciones dicen que había 5 elementos (ojo: fuego, agua, tierra... madera y metal. WTF?), con lo que los antiguos emperadores chinos lo incorporaron a su cultura (cinco arcos en la puerta de la plaza de Tiananmen, etc.). Vamos, que puede considerarse "bueno".
    • Sin embargo, este es un ejemplo de los que ni fu ni fa, ni chicha ni limoná. Porque la misma pronunciación es también parecida a la de "no", y por tanto puede hacer las veces de negación. Así que también puede ser "malo".
  • 6: Pasa un poco igual que con el 5; Mientras que su pronunciación en mandarín (liù) se parece a la de "fluir" (es bueno por simbolizar también prosperidad), lo cual es "bueno" (¡que fluya el dinero!)...
    • ... su pronunciación en cantonés (muy rara) se parece a la de "dejar caer", "tirar" o "declinar", por tanto también puede ser "malo".
  • Lo mismo pasa con el 7: similar a "surgir" ("bueno") pero también relacionado con el espiritismo (más bien "malo").
  • 8: El número de la buena suerte por excelencia. Ningún otro número se le acerca. Un número redondo, curvado y a la vez par. Vamos, perfecto. Su pronunciación tanto en mandarín (bā) como en cantonés (baat) es similar, directamente a "prosperidad", "fortuna" (que es lo mejor que puede desear un chino en su vida; qué tonterías son esas de salud, amor, etc si la fortuna lo puede comprar todo...).
    Algunos hechos más o menos insólitos relacionados con los chinos y el número 8:
    • No fue casualidad que Los Juegos Olímpicos de Pekín empezasen el 8 de agosto de 2008... ni tampoco lo fue el hecho de que empezasen a las 8:08 pm.
    • En Chengdu, China, se vendió un número de teléfono compuesto solamente de números 8 por el equivalente a unos 200.000 euros.
    • Un tipo en la provincia de Hangzhou vendió la matrícula de su coche, A88888, por el equivalente a unos 100.000 euros.
    • Los vuelos de ciertas compañías occidentales como KLM o United Airlines (debería darles vergüenza andar con jueguecitos) nombran a sus rutas con Oriente usando este número (vuelo 888 de San Francisco a Pekín, o vuelo KL888 de Hong Kong a Amsterdam).
    • A menudo los premios que se ofrecen en loterías, rifas o sorteos son siempre compuestos de este número (8.800 dólares, 888.888 yuanes...).
    • Incluso las Torres Petronas de ésta mi ciudad adoptiva tienen... ¡oh sorpresa! 88 plantas.
    Esta señora de mi oficina tiene 8 mandarinas "de la suerte" delante de su mesa
  • 9: No sólo es el mayor de los números de un dígito, sino que además su pronunciación (como quiera que sea, si no nos vamos a acordar) se parece a la de "duradero". Buenos augurios para las celebraciones. Número "bueno".

Parece que el balance de números "buenos" gana al de números "malos", ¿verdad? Pues ponte a hacer combinaciones y entonces ya no hay final. Destacan algunas como 88 o 168. Se podrían escribir libros sólo con números. Eso sí, todos ellos tratarían de lo mismo: que si fortuna para aquí, que si gafe para allá...

Más allá de los números concretos en sí, hay otras complejidades: como hemos visto, los números pares son "buenos" y se supone que se asocian los impares con funerales. Sin embargo, el número 3 representa "lo vivo". Por las mismas, entre los números pares está el 4, y recordemos que es muy "malo".
Esta nota simplemente viene a recalcar que todo es un poco más complejo de lo que parece en esta lista.


Colores


No voy a entrar en tanta profundidad como con el tema de los números, aunque también hay mucho escrito al respecto. De lo que yo he visto, hay que destacar dos colores: el rojo y el amarillo/oro. ¿Significado? Menuda pregunta más redundante a estas alturas... ¡Llamar a la fortuna, a la prosperidad y a "los dineros", por supuesto!

El rojo es el color de la prosperidad, y por las mismas, el amarillo es el color del oro. No puede haber mejor manera de "atraer" la fortuna que combinarlos. Para comprobarlo así un poco por encima, fíjate en los colores predominantes que devuelven una búsqueda de imágenes sobre "suerte china".

Por cierto, antes del mundial, ya se veían bastantes chinos con la camiseta de la Selección Española de 2010.¿Aficionados a La Liga? ¿Apoyando a España? Nada más lejos de la realidad. La mayoría de los asiáticos sólo ha empezado a ubicar a España en el mapa tras el mundial. ¿Se hace más obvia la razón entonces? Exacto. Los colores de la camiseta de la Selección Española son una combinación perfecta de rojo y amarillo/oro. Increíble pero cierto.


* * *

La pregunta suele ser: "¿Pero todo esto está tan dentro de la sociedad, o sólo son teorías y manías de los más supersticiosos?, ¿Lo estará exagerando el tipo este?".
El hecho es que está muy dentro de la sociedad, y da la impresión (y la impresión se confirma en la mayoría de casos) de que todos los chinos, por el hecho de serlo, creen en estas cosas.
  • Muchos de los que conozco han tenido acceso "casualmente", mediante algún contacto, a poder elegir su número de teléfono móvil, y en la numeración de todos esos están presentes una o más de las "combinaciones de la suerte".
  • Lo del número del piso/puerta (que no haya el número 4) en Asia, no es que sea común... es que es lo más común. Las dos fotos que hay más arriba las he hecho yo, y podría tener tropecientas más...
  • En todos los casos en los que hay que elegir números, consciente o inconscientemente, ellos siempre eligen "números de la suerte".
  • Lo de la camiseta de la Selección Española no lo digo solamente porque lo haya visto... he preguntado a más de uno.
Y esto ha sido solo el comienzo. Los números y colores son parte de una serie de costumbres que, entre superstición y tradición (y supersticiones tradicionales sobre todo), crea un universo de imagen y comportamientos que, cuando menos, es curioso conocer.

Próximamente, más sobre esta serie...