domingo, 23 de enero de 2011

MotoGP en Sepang: Segundo asalto y campeón del mundo español


Al terminar septiembre se acabó también mi beca. Aunque me quedaba una paga aún por cobrar sin tener que ir a la oficina, seguí yendo. Sentía que yo había parido una parte de esa oficina, que había dejado mi huella. Lo cierto es que dejaba el "Departamento de IT" en una situación bien diferente de cómo lo encontré... Lo iba a echar de menos. (Y por cierto, que hubo a quien le vino de perlas que yo no me fuese...)

Pero hay que dejar sitio a las nuevas generaciones. ¡Y también hacerles la introducción! Digamos que hice un poco de mentor de la nueva tropa, fueron mis pequeños padawan durante un par de semanas :)

La suerte que tuvieron ellos fue que no tuvieron que esperar ni tan siquiera una semana para empezar con los eventos en el país de las Petronas: llega el motor sobre dos ruedas con MotoGP.

¡Espera! ¿MotoGP? ¿Ya tan pronto? Fue el primer evento al que yo asistí en Malasia hace ahora un año, y parece como si hubiesen sido varios años... Bueno, ¡que me apunto!

Después de una especie de toreo y chanchullo con las entradas, todos conseguimos hacernos con una (unos a mejor precio que otros...). Y un año después, volvía a dejarse ver esa pancarta en Sepang, solo que esta vez celebrando fecha redonda de aniversario: 20 años de MotoGP en Malasia.


Además, 2010 está siendo el mejor año del deporte en España y Jorge Lorenzo y Toni Elías están en lo más alto de sus categorías. A ver si nos podemos colar en el Paddock como el año pasado y verles.

Después de una serie de problemas logísticos (incluyendo paseos sin fin por la estación de KL Sentral evaluando opciones) llegamos al recinto; todo parecía exactamente igual que el año pasado: Pantallas luminosas, photo-calls, stands, publicidad, "MotoGP babes"...


Esta chinita es exactamente la misma del año pasado

Y después de otra serie adicional de problemas logísticos (causados porque esta vez entramos al circuito desde una zona diferente que el año pasado), pudimos colarnos en el Paddock. Y otra vez que comimos de gorra en las facilities comunes.

Después de las categorías de 125cc y Moto2, la carrera de MotoGP está a punto de comenzar. Decidimos verla desde la "azotea" de la grada. ¡Deprisa, que nos perdemos la salida!

Este grupo de ingenieros también se estaba perdiendo la salida
La verdad es que la vista desde la azotea de la línea de meta es bastante espectacular, aunque está muy cotizada y hay que darse unos cuantos empujoncillos con la gente que está asomada para llegar a ver bien.


Con el rugir de los motores, se calienta la grada para la salida:


Y comienza la carrera. Primera vuelta, paso por meta:


Durante las 20 vueltas de la carrera nos dimos un par de vueltas por la azotea para ver otras perspectivas.


Y así, 20 vueltas después, pasaban por la línea de meta (en este mismo orden) Valentino Rossi, Loris Capirossi y Jorge Lorenzo...

Menudo showman está hecho "Il Dottore"

...pero este último, por puntos, era ya matemáticamente campeón del mundial al empezar la carrera. Así que ¡enhorabuena, Jorge!
Nos volvimos a colar entre la gente y a través del motorhome de algún equipo descuidado y llegamos hasta debajo de la plataforma del mismísimo podio, donde están todos los ingenieros, la televisión, los amigos y familias de los pilotos...


Y después del podio, salió el nuevo campeón del mundo a celebrar su recién estrenado título.

Ese de ahí es Jorge, sí. Pero ya verás ahora...

Pero es que no sólo salió a saludar arriba, sino que bajó con la botella de champán a celebrar muy brevemente la victoria con su equipo... ¡justo donde estábamos nosotros! Madre mía, la tele ahí y yo con estos pelos...


Y después de que se fuese Lorenzo, nos encontramos a Toni Elías, también campeón del mundo en Moto2.


Nos quedamos esperando a ver si veíamos salir también a Valentino, "Il Dottore", y tardó pero salió.


Y así con la tontería fueron pasando las horas y se nos hizo de noche en el paddock del circuito de Sepang.


Y aprovechando que ya no queda nadie, nos dedicamos a hacer el paria un rato (que en eso soy experto), incluso sobre el asfalto del trazado.


En fin, sin duda ha merecido la pena. No todos los días se hacen campeones del mundo españoles... ¡menos en 2010, que los ha habido a pares!


No hay comentarios :